Caminando en círculos.

martes, noviembre 21, 2006

Un hombre espera en el desierto.

Para los que igual que yo, esperan. Esperan algo que no saben exactamente lo que es. Quizás una casualidad. Quizás la casualidad de su vida.

Ismael Serrano - Un Hombre espera en el desierto.
La arena de los relojes
hizo crecer el desierto.
No digas que aquí hay silencio,
podrás decir que no oyes.
A los campos de Tinduf
no llega ese rumor de espuma
que el viento mecía en la duna
en que te amé una noche azul.
La piel de tu dromedario
me abriga como tus besos
y arropa el llanto del preso
aquel que te recuerda a diario.
Un hombre espera en el desierto
a que se tiña de gris el cielo,
a que me ames en hasanía,
a que devuelvan la melodía
que le robaron al viento.
La arena de los relojes hizo crecer el desierto.
Si nos asalta la noche fria
déjame pasarla en tu haima.
Si la arena se levanta, mejor,
así pasaré a tu lado más días.
Desde los acantilados de Bojador
cantan las olas: "basta ya de derrotas".
El hombre del desierto esperó demasiado.

4 Comments:

Blogger Bolchevique said...

Cualquier otra chica habría llamado enseguida. Habría citado al chico en una terraza para devolverle el album y así sabría si valia la pena seguir soñando o no. Eso se llama "enfrentarse a la realidad". Pero eso no es lo que Amelie quiere.

26 noviembre, 2006 11:51

 
Blogger Morrison said...

realidad? Para que coño quiero la realidad pudiendo imaginar mi vida. Que le den mucho por el culo a la realidad.

26 noviembre, 2006 20:43

 
Blogger Bolchevique said...

"Digamos que me gustan las cosas de frente"

27 noviembre, 2006 22:38

 
Blogger Quique Baeza said...

Ismael Serrano es muy gay.

02 diciembre, 2006 15:34

 

Publicar un comentario

<< Home