Caminando en círculos.

sábado, febrero 11, 2006

Gracias, Joan Manuel

"Quizá porque mi niñez sigue jugando en tu playa
y escondido tras las cañas duerme mi primer amor
llevo tu luz y tu olor por donde quiera que vaya
y amontonado en tu arena tengo amor, juegos y penas"

Por alguna extraña razón, escuchar a Serrat me transporta a mi niñez. No es que un servidor se dedicará con 10 años a escuchar joyas como "Cada loco con su tema", "Romance de Curro el Palmo", "Mediterráneo" o "Señora", ni siquiera puedo decir que mis padres o personas más allegadas lo hicieran, de hecho no empecé a escucharlo hasta por lo menos los 18 años. Pero me recuerda a mi niñez.

Quizas sea porque no me resulta difícil cerrar los ojos mientras lo escucho e imaginarme jugando en la playa de la Torre de la Horadada o en Los Narejos. Porque Serrat tiene la capacidad de hacerte sentir de nuevo cualquier momento feliz de tu vida. Puede transportarte a orillas del Mediterráneo aunque cante sobre las penurias de la guerra civil o sobre le exilio de Machado.

Este verano tuve la oportunidad de verlo en directo en San Javier, y todavia se me pone la carne de gallina cuando lo recuerdo. Gracias Joan Manuel.

1 Comments:

Anonymous Aquino said...

Tal vez sea algo común, porque a mí Serrat también me transporta a mi niñez.

A mi cabeza vienen recuerdos de domingos por la tarde, volviendo de la playa en el Renault 12 de mi padre y con el homenaje a Machado sonando en aquel viejo radiocassete.
Yo sí tuve la suerte de oírlo en casa y crecí entre "siento más tu muerte que mi vida", "sombras de la china" y "llevo tu luz y tu olor por donde quiera que vaya". No privemos a nuestros hijos de Serrat (y las drogas).

Como dijo Sabina, "detrás está la gente que necesita, tu música bendita más que el comer..."

06 marzo, 2006 19:50

 

Publicar un comentario

<< Home